Luque: "Nos quedó una espina"

Primera División 12 de marzo de 2018 Por
El delantero, campeón del mundo en 1978 con la Selección, no olvida la final del Nacional 1976 perdida ante Boca y le contó a TyCSports.com que le gustaría que el River de Gallardo se tome revancha.
luque_862x485

Después de una final quedan dos caras: la de la victoria y la de la derrota. Hay caídas que duelen más que otras y una final entre River y Boca es un ejemplo claro, por eso Leopoldo Luque no se olvida de aquella oportunidad perdida en el Nacional 1976. El goleador recordó un partido que quedó en la historia en TyCSports.com y aseguró que piensa que el River de Gallardo tiene lo necesario para tomarse revancha 41 años después.

-¿Cómo se vivieron los momentos previos al Superclásico en aquel entonces?

-Fue como todo River-Boca, porque siempre es una final. El condimento extra es que el que ganaba salía campeón y nunca había pasado. Después salió un partido muy trabado, como de costumbre, y (Juan Carlos) Lorenzo, el técnico de ellos, hizo valer sus tácticas para sacar ventaja, que eran válidas, con el tiro libre. Nadie se quedó al lado de la pelota y ahí (Rubén) Suñé aprovechó.

-Y del clima en la cancha, del público, ¿qué imagen le quedó?

-Era todo más tranquilo. En ese momento nos quedamos a aplaudir la vuelta olímpica y no nos molestó para nada. Después, cuando volvíamos, había festejos de Boca por todos lados y lógicamente no nos hacía bien. Después le ganamos a Huracán y pudimos clasificar a la Libertadores, así que sentimos eso como una revancha. Pero nos quedó la espina clavada de esa final.

-Quedó en el recuerdo como polémica un mano a mano con (Hugo) Gatti. ¿Hubo penal?

-Sí, todos los de River pensamos en ese momento que hubo penal y yo lo sentí. Con una mano me sacó la pelota y con la otra me tumbó. Pero enseguida se escuchó el ‘siga, siga’.

-¿El River de Gallardo puede tomarse revancha en Mendoza?

-Ahora se habla mucho de que el equipo no juega bien, pero hay que respetar su estilo y confiar porque contrató jugadores de primer nivel, aunque les puede costar un poco adaptarse. Tiene con qué ganarle a Boca si juega al fútbol que quiere la gente de River, que tiene un paladar muy fino.

-Y si gana, ¿sería una forma de sacar esa espina que quedó en el ’76?

-Pasó mucho tiempo y estos jugadores no tienen nada que ver. Hubiese sido distinto si nosotros hubiésemos jugado una final con ellos en ese momento. Esa noche no pude dormir pensando en el mano a mano y en todo el partido. Pero una victoria ahora me sacaría la espina y se lo agradecería a los muchachos. Ojalá puedan sumar una copa más.

Te puede interesar

Te puede interesar